Texas Clean Air Matters

Un enfoque vecinal para limpiar el aire en el Sur de Texas

¿Está operando eficientemente este quemador? ¿Presenta riesgos contra mi salud? ¿A quién le puedo preguntar? ¿Con quién lo puedo reportar? – Este es el tipo de preguntas que los talleres desarrollados por EDF y RGISC pretenden responder.

¿Está operando eficientemente este quemador? ¿Presenta riesgos contra mi salud? ¿A quién le puedo preguntar? ¿Con quién lo puedo reportar? – Este es el tipo de preguntas que los talleres desarrollados por EDF y RGISC pretenden responder.

La Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA, por sus siglas en inglés) clasificó recientemente a la región de Eagle Ford Shale como la mayor región productora de petróleo del país. Sin embargo, la producción de petróleo esta usualmente acompañada por gas natural desperdiciado, algo que en Texas es muy común.

Un alto porcentaje del gas natural extraído de los pozos petroleros en la región de Eagle Ford es quemado; emitiendo contaminantes dañinos al medio ambiente. Una investigación publicada el año pasado en el San Antonio Express News encontró que, con respecto a la quema de gas, “La tasa de quema en Eagle Ford es diez veces mayor que el total del resto de las regiones productoras en Texas”. Los mismos investigadores encontraron que en el periodo transcurrido del 2009 a los primeros siete meses del 2014, los operadores de gas natural y petróleo en la región de Eagle Ford desperdiciaron cerca de 94 mil millones de pies cúbicos de gas natural- cantidad de gas suficiente para cubrir la demanda de gas para calefacción y cocina de todos los hogares de San Antonio por cuatro años. La quema excesiva o inapropiada de gas no sólo representa un desperdicio de un recurso valioso, sino que también puede tener severos efectos a la salud y daños al medio ambiente.

Todos tenemos derecho a respirar aire limpio, y las comunidades que viven y trabajan cerca de zonas productoras de petróleo y gas natural pueden jugar un papel fundamental en la prevención de la contaminación y la protección de la calidad del aire. Por ejemplo, cuando algo falla en un sitio de petróleo y gas, los vecinos pueden reportar el incidente a las autoridades responsables. Sin embargo, el saber qué y a quién reportarlo puede ser confuso, especialmente en Texas, donde existe una compleja red de agencias estatales responsables por los distintos impactos ambientales de la industria petrolera.

Afortunadamente, existe una nueva herramienta para facilitar el proceso de reporte de casos de contaminación relacionados con la producción de petróleo y gas natural. EDF y el Centro Internacional de los Estudios del Río Bravo-Rio Grande (RGISC, por sus siglas en inglés) se han asociado para crear Los Vecinos del Petróleo y Gas, una serie de talleres bilingües que responden a preguntas frecuentes sobre la contaminación y los impactos ambientales de la industria petrolera, facilitando herramientas y recursos para ayudar a las comunidades a identificar y reportar cualquier incidente.

Estamos iniciando el proceso de selección para los talleres que se llevarán a cabo en otoño del 2015, y las personas que viven cerca de zonas de producción de petróleo y gas natural en el Sur de Texas, están invitadas a nominar a su comunidad para un taller de Los Vecinos del Petróleo y Gas.

nominatespanish

 

Dar pasos concretos para reportar y ayudar a minimizar los impactos de la industria petrolera a la calidad del aire puede ser de gran relevancia para los habitantes del Sur de Texas. En la investigación publicada en el Express-News se estimó que “Durante el 2012 los quemadores de la región de Eagle Ford emitieron a la atmosfera más de 15,000 toneladas de compuestos orgánicos volátiles y otros contaminantes”. Esta cantidad es superior a la contaminación atmosférica ocasionada por seis refinerías en Corpus Christi, Texas.

El venteo, la quema de gas y otros procesos relacionados con la producción de petróleo y gas natural pueden emitir una variedad de contaminantes que incluyen algunos compuestos como el mortífero sulfuro de hidrógeno, compuestos tóxicos, precursores de ozono y gases de efecto invernadero, así como otros gases potencialmente dañinos tanto para la salud de los humanos como para el medio ambiente. Ataques de asma, cáncer y malformaciones congénitas son algunos de los impactos a la salud ocasionados por los contaminantes emitidos de las operaciones de producción de petróleo y gas natural.

Los talleres de Los Vecinos del Petróleo y Gas buscan aclarar el proceso de reporte de incidentes para las comunidades del Sur de Texas que viven cerca de zonas de producción de petróleo y gas natural. Las agencias estatales realizan miles de inspecciones al año en pozos y estaciones de producción de petróleo y gas natural a lo largo y ancho del estado. Sin embargo, con más de 159,000 pozos petroleros activos en el estado de Texas, es imposible para los inspectores monitorear y estar al pendiente de todos los pozos al mismo tiempo. En lugar de esperar a que los inspectores se den cuenta de algún problema, las personas que viven cerca de las estaciones de producción pueden reportar los incidentes que observen en tiempo real.

Si vives en la región del Eagle Ford Shale y quieres aprender cómo reportar incidentes de contaminación relacionados a la producción de petróleo y gas natural, visita el sitio de web “Los Vecinos del Petróleo y Gas” y considera nominar a tu comunidad para un taller. Se puede presentar nominaciones hasta el 1 de agosto.

Foto: Kens5

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*
*