Texas Clean Air Matters

Tres maneras en que las comunidades latinas en Texas pueden combatir el cambio climático y proteger su salud

Por Virginia Palacios

Rezar para que llueva es un ritual habitual para todo aquel que ha crecido en el caluroso sur de Texas. Las sequias son comunes y el cambio climático las está volviendo más frecuentes e intensas. Sin embargo, las personas que viven en Texas están rodeados por mensajes políticos errados, que ensombrecen la evidencia de que los humanos están causando el cambio climático. Este tipo de retórica es física y económicamente dañina; especialmente para el 40 por ciento de las personas en Texas de origen hispano y latino; ya que estos grupos son impactados de manera desproporcional por el cambio climático.

Con el objetivo de crear conciencia y promover acciones alrededor de aspectos ambientales que impactan la salud, Environmental Defense Fund (EDF) se asoció con la La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos Unidos (LULAC por sus siglas en inglés). En los Estados Unidos, LULAC es la organización de mayor tamaño y mayor antigüedad enfocada en los derechos civiles de comunidades hispanas.  Recientemente, tuve el honor de presentar durante el desayuno mensual del Greater Houston LULAC Council acerca de cómo el cambio climático impacta a las comunidades latinas en Texas. Juan Parras, fundador y director de Texas Environmental Justice Advocacy Services (TEJAS), me acompañó en la plática y enfatizó la importancia de este asunto al discutir cómo el cambio climático y la contaminación industrial afecta a las comunidades latinas en Houston. Juntos, buscamos informar a nuestra audiencia sobre el papel fundamental que tienen en detener la nociva retórica e involucrarse en acciones que promuevan las soluciones al cambio climático y protejan la salud pública.

El cambio climático ha dado lugar a grandes retos para las personas en Texas. En años recientes, el cambio climático ha sido asociado con el incremento en la intensidad de al menos tres fenómenos meteorológicos extremos que han impactado a Texas: El huracán Katrina en el 2005, la sequía del 2011 (cuya duración rompió record), así como las inundaciones del Memorial Day de este año. Estos eventos demuestran que el cambio climático no es un fenómeno extraño y lejano, sino que sus efectos pueden estar ya relacionados con daños y destrucción observados en Texas hoy en día. Esto tiene consecuencias inmediatas en la salud pública; algo que las comunidades latinas cargan a cuestas.

La buena noticia es que es posible reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (responsables del cambio climático) así como la contaminación atmosférica; cuyos efectos son amplificados por el cambio climático. Actualmente, existen tres medidas a nivel federal que buscan lograr esto; sus impactos beneficiarán directamente a las comunidades latinas e hispanas de Texas:

1. Plan de Energía Limpia (America’s Clean Power Plan)

El plan de energía limpia marca la primera vez en la historia en que se establecerán límites a la contaminación de carbono de plantas de generación eléctrica en los Estados Unidos. Este plan busca reducir significativamente las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel nacional. Como parte de las propuestas para lograr estas reducciones, se incluyen incentivos a proyectos de eficiencia energética en comunidades de bajos recursos, así como requisitos para que los estados se involucren de manera significativa con comunidades vulnerables; especialmente minorías y comunidades indígenas.

De acuerdo con cifras de la Environmental Protection Agency (EPA), el plan de energía limpia permitirá evitar hasta 3,600 muertes prematuras, disminuirá por 90,000 los ataques de asma en niños, y prevendrá que se tengan 300,000 días perdidos de trabajo o escuela. Tal y como mi colega Lucia Oliva Hennelly escribió recientemente, el plan también se traduce en oportunidades de empleo y ahorros para las comunidades latinas. Tú le puedes escribir directamente a tu representante y pedirle que apoye estas fuertes medidas contra los impactos climáticos.

2. Estándares nacionales de contaminación de metano para la industria petrolera (infraestructura de gas natural y petróleo)

La industria petrolera tiene una oportunidad única para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y proteger la salud pública. Aun cuando la combustión de gas natural es más limpia que la del carbón, la cadena de suministro del petróleo y gas natural emite cantidades masivas de metano, un potente gas de efecto invernadero que es responsable de aproximadamente un cuarto del calentamiento global antropogénico que experimentamos hoy en día.

Es por esto que la EPA propuso recientemente nuevos estándares para reducir las emisiones de metano de la industria petrolera. Representantes de la EPA estarán en Dallas el próximo 23 de septiembre para una audiencia pública acerca de cómo estas regulaciones impactarán a las comunidades. Si vives cerca de una zona de producción de gas natural y petróleo, el plazo para proporcionar comentarios te da la oportunidad de compartir tu opinión y comunicar tu apoyo a la reducción de estas emisiones peligrosas. La fecha límite para registrarse para hablar en la audiencia es el 18 de septiembre, mientras que la fecha límite para enviar comentarios por escrito es el 26 de octubre.

3. Actualización de los estándares nacionales de ozono a nivel del suelo, basados en parámetros de salud pública

Además de que las fugas de metano contribuyen al calentamiento global, las fugas de gas natural del sector petrolero también contienen otros contaminantes que contribuyen a la formación de ozono a nivel del suelo (también conocido como smog), el cual impacta negativamente a la salud pública. Por si fuera poco, las condiciones climáticas de sequía y mayor temperatura contribuyen al aumento en la frecuencia de días en los que se tienen niveles dañinos de ozono.

La presencia de ozono a nivel del suelo es relacionada con ataques de asma, así como incrementos en el número de admisiones de pacientes a hospitales y las tasas de mortalidad. Al día de hoy, uno de cada dos latinos viven en condados con niveles dañinos de ozono. Esta actualización de los estándares nacionales de ozono por parte de la EPA tiene la posibilidad de salvar muchas vidas, sin embargo, ya se encuentra bajo ataques por parte de ciertos miembros del congreso, por lo que tú puedes defender a tu comunidad al firmar nuestra petición en línea.

Los consejos locales de LULAC en Texas ofrecen una vía para compartir información, organizarse y amplificar la voz de las comunidades latinas. Estas comunidades enfrentan riesgos excesivos relacionados con los daños a la salud y la destrucción ocasionados como consecuencia del calentamiento global. Afortunadamente, el gobierno federal ha propuesto tres medidas concretas para atender estos problemas. Estas propuestas requieren que todos, incluidas las comunidades latinas en Texas, se familiaricen con ellas y expresen lo que significan para nosotros.

One Trackback

Post a Comment

Your email is never published nor shared. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*
*