La medición de árboles en Panamá beneficia a los Pueblos Indígenas, los bosques, y el clima

in English  |  Chris Meyer, Manager de Incidencia por la Amazonia y Lauren Newton, Socio, Programa internacional de clima  |  Publicado: 7 Julio, 2014

Los indígenas han dependido de las selvas tropicales para su supervivencia por miles de años. Su conocimiento de los bosques y su dependencia de las tierras los hace protectores efectivos de los bosques,  y a su vez, muy vulnerables a los efectos del cambio climático.

El técnico indígena, Joselito Barrigón de la comunidad de Embera Puru, mide un árbol  de Cuipo (Cavallinesia platanifolia) en el Darién, Panamá. Estas mediciones permitirán que los investigadores calculen la cantidad de carbono almacenado en el bosque. (Crédito: Chris Meyer)

El técnico indígena, Joselito Barrigón de la comunidad de Embera Puru, mide un árbol de Cuipo (Cavallinesia platanifolia) en el Darién, Panamá. Estas mediciones permitirán que los investigadores calculen la cantidad de carbono almacenado en el bosque. (Crédito: Chris Meyer)

La Organización de Jóvenes Emberá y Wounaan de Panamá (OJEWP) recientemente formó equipos de “tecnicos” indígenas para medir y registrar el tamaño de los árboles en los territorios de cinco comunidades indígenas, con la orientación técnica de académicos del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI, por sus siglas en inglés) y la Universidad de McGill de Canadá.

En mayo, el equipo de OJEWP comenzó su trabajo en la comunidad de Arimae, ubicada en el Darién, una provincia en el occidente de Panamá. El equipo está por finalizar la recolección de datos, lo cual eventualmente le ayudara a los investigadores a calcular la cantidad de carbono almacenado en el bosque.* Los resultados también contribuirán a la identificación del traslape entre los valiosos “stocks” de carbono forestal de Panamá y sus territorios indígenas, los cuales cubren más de la mitad de los bosques Panameños.

Acceso a estos datos precisos de los stocks de carbono en los bosques de los territorios indígenas es muy importante para cuando los indígenas discutan las políticas para reducir emisiones de la deforestación y la degradación de los bosques (REDD+ por sus siglas en inglés) con los oficiales del gobierno. También le ayudará a los que desarrollan las políticas para conservar los bosques y sus respectivos stocks de carbono.

La deforestación genera el 15% de toda la polución que resulta en el calentamiento global causada por el hombre. Esta medición de los stocks de carbono es un paso importante en la medición, el reporte y la verificación de emisiones de dióxido de carbono que asegura la integridad de las políticas REDD+.

Javier Mateo-Vega, de STRI y la Universidad de McGill, discute la medición de los límites del terreno con unos técnicos indígenas en Darién, Panamá. La medición precisa y adecuada de los terrenos permitirá que los técnicos tomen mediciones precisas de los stocks de carbono del bosque. (Crédito: Chris Meyer)

Javier Mateo-Vega, de STRI y la Universidad de McGill, discute la medición de los límites del terreno con unos técnicos indígenas en Darién, Panamá. La medición precisa y adecuada de los terrenos permitirá que los técnicos tomen mediciones precisas de los stocks de carbono del bosque. (Crédito: Chris Meyer)

Antes de ir a los bosques, los integrantes del equipo necesitaban convertirse en “técnicos” en la realización de inventarios forestales. STRI y la Universidad de McGill los entrenaron en los fundamentos de la medición de los árboles, lo cual incluye como medir el diámetro (grosor) y la altura, la identificación de las especies de árboles, la colección de muestras de plantas y suelo, la delineación del terreno de 100m X 100m (una hectárea), y como usar los Sistemas de Posicionamiento Global (GPS) para geo-referenciar las mediciones. Una vez en Darién, Javier Mateo-Vega, de STRI y McGill, dijo que las mediciones del grupo resultaron muy bien:

“Nuestro equipo, conformado mayormente por Emberas y Wounaans de varios territorios indígenas en el Darién, ha sido clave en llevar a cabo un proceso de investigación científicamente riguroso que informará  futuras políticas relacionadas con REDD+, al igual que las acciones que se desarrollarán a nivel de campo.”

Nakibeler Lopez de la OJEWP agregó que el equipo también aprendió sobre “el potencial contenido en los recursos naturales de los territorios indígenas en Panamá.” Dado el potencial de los recursos naturales de los bosques, y el papel histórico que los indígenas han tomado en protegerlos, será esencial asegurar que los grupos indígenas reciban una distribución justa de los beneficios de cualquier programa futuro de REDD+. El éxito de este tipo de programas dependerá de esto.

Una solución efectiva para el cambio climático global deberá incluir políticas de REDD+ que involucren a los indígenas. EDF seguirá apoyando los esfuerzos para integrar las lecciones aprendidas de la implementación de este trabajo en las discusiones sobre las políticas de REDD+.

*Nota: la quinta y última visita de campo para este proyecto está programada para agosto. Una vez que las mediciones sean terminadas, los datos coleccionados se le incorporaran al mapa territorial de carbono y serán compartidos con las comunidades indígenas participantes. STRI, la Universidad de McGill , OJEWP y EDF- con el apoyo del programa de capacitación del Forest Carbon Partnership Facility- planean presentar los resultados en diciembre ante la Convención Marco  de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Lima, Perú.

One Trackback

Post a Comment

You must be logged in to post a comment.