EDF Talks Global Climate

Con acciones conjuntas sobre energía y cambio climático, México y Estados Unidos van de las palabras a las acciones

in English  |   por Nat Keohane  |  Publicado: 22 Julio, 2016

Cuando el Presidente Obama  se reunió el mes pasado con el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau y con el Presidente de México, Enrique Peña Nieto en Ottawa en la Cumbre de Líderes de Norte América para anunciar ambiciosas metas sobre energía limpia y cambio climático; Fred Krupp, presidente de EDF dijo que “la realización de estas será una real medida de  éxito”.

Hoy, EUA y México tomaron los siguientes pasos hacia una implementación exitosa al anunciar nuevos detalles sobre como trabajaran juntos para:

  • reducir las emisiones de metano, un potente gas efecto invernadero (GEI) responsable de un cuarto del calentamiento actual, al reducir las emisiones del sector de hidrocarburos en un 40-45% para 2025;
  • aumentar la energía limpia para alcanzar la meta del 50% de generación eléctrica de fuentes cero-carbono para el 2025;
  • promover la eficiencia energética en los sectores residencial, comercial e industrial, y
  • alinear las metodologías para estimar los costos sociales del cambio climático, un elemento clave para entender los beneficios de reducir la emisión de gases efecto invernadero.

Si los anuncios en junio fueron poesía, los anuncios de hoy son prosa – no por ello tienen menor importancia. Los planes de trabajo, talleres, diálogos técnicos y procesos regulatorios que se incluyeron en el anuncio son los detalles esenciales de un gobierno efectivo. Estos planes son importantes por ser concretos y específicos y por enviar una clara señal del fuerte compromiso de ambos países para cumplir las metas.

Los dos países también han reafirmado su compromiso para trabajar juntos en la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para la adopción de una medida de mercado robusta para limitar las emisiones de GEI de la aviación internacional así como unirse al Acuerdo de París apoyando que entre en vigor este año.

El anuncio de hoy brinda otro ejemplo de la creciente importancia del liderazgo de Norteamérica en energía limpia y cambio climático – uno de los muchos recientes hechos positivos de acción climática.

Lo específico y concreto de estos planes dan una clara señal del fuerte compromiso de los países para lograr las metas

No es difícil ver el porqué. Canadá y México son dos de los tres mayores socios comerciales de Estados Unidos. Al avanzar juntos, los tres países pueden cosechar grandes beneficios económicos y ambientales de una economía basada en energía limpia, crear oportunidades para emprendedores en el sector, generar inversión baja en carbono e impulsar el desarrollo económico sustentable a lo largo del continente.

El anuncio de hoy es particularmente una fuerte señal de México, quien – con una bien merecida reputación de liderazgo climático internacionalmente – aún debe demostrar cómo sus políticas domésticas lograrán el cumplimiento de estas ambiciosas metas. Sin duda, México tiene mucho que ganar con su cumplimiento.  Con una economía históricamente dependiente del petróleo, el país ha estado resintiendo la caída global del precio del petróleo. Esto, combinado con el enorme potencial aún no aprovechado para la energía renovable y el nuevo mercado abierto para esta, deja un camino claro hacia  enormes oportunidades de crecimiento económico por medio de la producción de energía eficiente y baja en carbono.

El camino a una prosperidad global compartida es el de una economía baja en carbono. Al avanzar de anuncios titulares audaces a los planes detallados, Estados Unidos y México tomaron juntos un paso significativo en esa dirección.